Nuggets de pollo caseros · Recetas de Pollo Nuggets de pollo caseros · Recetas de Pollo

Nuggets de pollo caseros

Si con esta nueva receta de pollo no conquistas a los mas chicos de la casa entonces vamos mal. Vamos a enseñarte a hacer unos riquísimos nuggets de pollo caseros así no tienes que comprar los que vienen en bolsa y podrás agregarles los ingredientes que prefieran tus hijos.

"Nuggets de pollo caseros"

“Nuggets de pollo caseros”

Ingredientes para hacer Nuggets de pollo caseros

  • 2 pechugas de pollo grandes
  • 175 g. de vuestro queso crema preferido (tipo Philadelphia)
  • Sal (al gusto)
  • Para el rebozado:
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de harina de trigo
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • Aceite de oliva suave para freír

    Como preparar Nuggets de pollo caseros

    Limpiamos las pechugas de posibles restos de grasa y venitas que puedan tener y las cortamos en trozos de unos 2 cm. Pasamos los trozos de pollo por una picadora hasta que estén totalmente deshechos y formen una pasta.
    Mezclamos el pollo con el queso crema y la sal, hasta que esté bien integrado. Con la mano hacemos pequeñas porciones con esta masa.
    Vamos a empanar nuestros nuggets, en este caso el clásico rebozado, pasándolos por harina, huevo y pan rallado. La harina ayuda a que el huevo se adhiera mejor a la carne, y el huevo actúa como pegamento para fijar el pan rallado al nugget. Hay quien da una capa y hay quien prefiere usar dos. Lo mejor es rebozar en una sola capa para que el envoltorio del nugget no sea demasiado grueso. Así resultan más ligeros y absorben menos aceite en la fritura.
    Para obtener unos nuggets más crujientes, mejor que el pan rallado molido podemos usar pan rallado crujiente que venden en cualquier supermercado o gran superficie.
    Para freír nos interesan aceites con alto punto de humo y que sean suaves para no aportar demasiado sabor al pollo. Estos aceites nos permitirán freír a alta temperatura, que nos proporcionará un empanado crujiente tras un corto proceso de fritura, por lo que el interior quedará más jugoso.
    Cuando tengamos todos los nuggets preparados calentamos abundante aceite en una sartén y los vamos friendo. Siempre en tandas pequeñas a temperatura media para no bajar en exceso la temperatura del aceite. Es importante que el aceite no esté muy caliente al freírlos, así evitamos que se queden muy tostados por fuera y crudos por dentro.
    Retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el aceite sobrante y servimos acompañados de la salsa que más nos guste. Ya veréis como los preparáis varias veces en casa, están de rechupete.

    Recetas Similares:

    • como hacer nuggets de pollo
    • receta de nuggets de pollo caseros
     
  • Más Recetas Faciles

    Tags:

    Comentar