Pechugas de pollo con salsa de tomate y queso mozzarella · Recetas de Pollo Pechugas de pollo con salsa de tomate y queso mozzarella · Recetas de Pollo

Pechugas de pollo con salsa de tomate y queso mozzarella

Pechugas de pollo con salsa de tomate y queso mozzarella
Las pechugas de pollo son conocidas por ser fuente de proteínas, por lo tanto son muy recomendadas si quieres desarrollar masa muscular. Sin embargo, tienen poco sabor. Pero no te preocupes por eso, existen muchas recetas para preparar pechugas de pollo exquisitas. Una de ellas es preparar unas deliciosas pechugas de pollo con salsa de tomate y queso mozzarella.

Como preparar pechugas de pollo con salsa de tomate y queso mozzarella

El secreto para dar sabor a las carnes de aves, como las pechugas de pollo, son las especias, tales como el perejil, la albahaca, el orégano y la pimienta. Por eso, estas no faltaran en esta receta que te traemos hoy. Por otra parte nadie se resiste al queso mozzarella derretido. ¿Ya se te hizo agua la boca? Pues sigue leyendo y a cocinar.

Ingredientes:

• 4 pechugas de pollo deshuesadas sin piel
• 1 cucharada de aceite de oliva
• 1 cebolla picadita
• 1 pimentón rojo picadito
• ½ taza de caldo de pollo
• 1 ajo triturado
• 1 pizca de pimienta
• 1 pizca de orégano seco
• 1 pizca de perejil
• 1 pizca de albahaca
• 500 gramos de salsa de tomate, también puedes prepararla tu misma
• 200 gramos de queso mozzarella

Preparación:

1. Calienta en un sartén el aceite de oliva a fuego medio
2. Condimenta las pechugas de pollo con el orégano, el perejil, el ajo, la pimienta y la albahaca
3. Agrega las pechugas de pollo y fríelas en el aceite de oliva por ambos lado, durante unos 5 minutos, a fuego medio.
4. Luego, añade el caldo de pollo para seguir cocinando
5. Incorpora la salsa de tomate y deja cocinar a fuego medio, hasta reducir el caldo de pollo o hasta que se cocinen bien las pechugas.
6. Espolvorea el queso mozzarella, tapa y cocina hasta que el queso se derrita, durante unos 2 minutos.
7. Sigue cocinando durante otros 10 minutos hasta que se evapore el caldo de pollo
8. Retira del fuego y sirve aún caliente

Esta receta es para cuatro personas. Es excelente para un almuerzo o cena en casa y puedes acompañarla con verduras asadas, o unos buenos tallarines y pan crujiente. Si además, agregas una copa de vino blanco, veras como las pechugas de pollo desaparecen de la mesa en un abrir y cerrar de ojos.

Salsa de tomate casera para acompañar las pechugas de pollo

Si deseas preparar tu misma la salsa de tomate, aquí te dejamos una receta básica.

Ingredientes y preparación:

6 tomates grandes y maduros
4 ajos triturados
1 pizca de sal
1 pizca de azúcar
Aceite de oliva

Procesa los tomates en una licuadora. Sofríe los ajos con aceite de oliva, cuidando que no se quemen. Agrega el tomate con la pizca de sal y azúcar. Cocina a fuego medio por una hora, revolviendo constantemente, con una paleta de madera y listo. Esta salsa puede durante mucho tiempo en la nevera y te servirá para servir con pastas, carnes de res y aves.

Recetas Similares:

  • pechugas con tomate y mozzarella
 

Más Recetas Faciles

Comentar